Peleas entre hermanos: HELP!!

Qué puedes hacer para que tus hijos tengan menos peleas

Peleas entre hermanos… ¿Qué puedo hacer?

La mejor forma de enseñar a nuestros hijos a pelearse es inmiscuirnos continuamente en sus peleas. Los padres tienen dificultades para creer que la principal razón por la que sus hijos se pelean es para que ellos se inmiscuyan. Los padres que se mantienen al margen de las discusiones observan que sus peleas disminuyen drásticamente. Jane Nelsen, Cómo educar con firmeza y cariño.

Todos los padres del mundo nos pueden contar que las peleas en casa entre hermanos y hermanas son parte del día a día. Es normal que los hermanos se peleen… ¿No lo hacías tú de pequeño? Yo desde luego sí. 😇

En casi todas las casas, el hijo mayor suele ser el que se enfada con más facilidad y más se irrita y el pequeño quien suele sacar mayor provecho de que su madre (normalmente es quien suele acudir a “poner orden”) se involucre.

Además, si tu hijo/ te dice que “le haces mucho más caso a mi hermana” o “es que siempre le das la razón a él”, deberías analizar tu comportamiento porque suelen tener razón.

Piensa un poco: quizá  pasas más tiempo ayudando en los deberes a uno, quizá porque al mayor no le reconoces lo que te ayuda en casa y al otro sí, quizá porque con la pequeña eres más protector aunque ya haya cumplido los 10…

Te invito a hacer la “prueba del algodón”: durante los próximos días da al menos dos valoraciones positivas a tus hijos (sobre todo a aquel que se ha quejado). A ver qué efecto surte que les digas algo que te gusta de ellos, les reconozcas una cualidad que admiras o les lances un elogio inesperado.

 

Cómo acabar con las peleas entre los hermanos

Si quieres resultados diferentes, tendrás que actuar de forma diferente.

Un 80% de los padres que han probado a actuar diferente dejando de implicarse y sin tomar partido por uno u otro hijo, confirman que el número de peleas desciende.

      1. Lo primero que debemos hacer es asumir nosotros, los padres, que es normal que nuestros hijos discutan y se peleen; todos los hermanos se pelean. Así que cierto grado de gritos, peleas, discusiones es lo habitual en una casa con varios hijos.
      2. Lo segundo, dejar que gestionen ellos sus peleas.
      3. Lo tercero, ayudarles a que busquen soluciones a sus conflictos.

¿Cómo actuar para que discutan menos?

La técnica de las 3 “S”

Esta técnica propone tres maneras para que actúes diferente:

    • Saltar. Discuten, vas, les miras, te aseguras de que te han visto y sin decir nada, te vas.
    • Soportar. Te quedas mientras ellos discuten pero no dices nada, sólo observas.
    • Sacar. Si la cosa se pone fea, no te pones de parte de ninguno, les tratas por igual a los dos y les ofreces una alternativa: “iros cada uno a vuestro cuarto hasta que estéis listos para dejar la pelea “o “iros fuera pelearos”, por ejemplo.

La clave para que desciendan las peleas es que no tomes partido por ninguno y hables muy muy poco, sobre todo si no sabes lo que ha pasado antes.

Cuando te veas obligado a participar, debes actuar de forma imparcial y poner a los dos en el mismo barco, como si tú sólo fueras el árbitro del partido y contigo no fuera el asunto.

El mantra que debes repetirles a ellos y también a ti mismo/a es que “esto es algo que debéis resolver vosotros”, “yo no me meto”, “son vuestras cosas que yo no he visto cómo ha empezado” u otra frase que te ayude a que les quede claro que “ésta no es tu guerra”.

¿Y después de la pelea?

¿Qué funciona para que mis hijos discutan menos?

Algo que funciona siempre y que les dota de capacidad para resolver estos y otros problemas en el futuro es el enfoque centrado en las soluciones.

Centrarse en buscar una solución para resolver el problema que tuvieron en lugar de por qué empezó la pelea, señalar al culpable o ver quien tenía la razón es una importante habilidad que deben acostumbrarse a utilizar tus hijos/as.

Si les planteas preguntas de curiosidad será más fácil que aprendan a pensar por sí mismos y a buscar la solución al problema.

Prueba con…

  • ¿Qué querías conseguir?
  • ¿Cómo te sientes con lo que ha pasado?
  • ¿Qué crees que lo ha provocado?
  • ¿Qué has aprendido de esto?
  • ¿Qué soluciones se te ocurren ahora?

Artículo de “malasmadres” para acabar con las peleas de hermanos: muy interesante.

Si ya estás convencido pero te resulta difícil llevarlo a la práctica, ponte en contacto conmigo que soy psicóloga infantil y puedo ayudarte.

Begoña de Torres-Peralta
Sígueme
Últimas entradas de Begoña de Torres-Peralta (ver todo)


Ponte en contacto conmigo y te ayudaré a recuperar tu salud emocional.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies