Galería Pinterest
Follow Me on Pinterest

Niños agresivos: qué hay detrás y cómo ayudarles

niños-agresivos-agresividad-infantil

02 Feb Niños agresivos: qué hay detrás y cómo ayudarles

Es fácil decir niños agresivos, con el adjetivo como etiqueta detrás, como si fuera lo que les define. No es una cuestión de etiquetarles, claro que no, me pareció que con este nombre nos hacemos una idea de lo que voy a comentar.

Me referiré a  niños y niñas a partir de los 2 años que pegan, empujan, muerden…Y cómo podemos hacer para ayudarles.

¿Y por qué pegan los niños?

  • Porque les toca: es una fase de su vida.
  • Porque no han aprendido otra manera.
  • Porque se sienten inseguros: están tristes, sienten celos…
  • Porque…

Pero realmente ¡así no hay manera!

Me siento enfadada por dentro: por eso pego...

Me siento enfadada por dentro: por eso pego...

Enséñame qué hacer para no pegar

CONDUCTAS AGRESIVAS ENTRE LOS 2 Y LOS 6 AÑOS

Entorno a los 2 años casi todos los niños pasan por una fase de agresión,  más o menos acentuada según su temperamento, para dejarla atrás antes de cumplir los cinco. Si tu hijo está en ese momento y muerde o pega con frecuencia a otros,  estate tranquilo, está en la fase de la autoafirmación y es pasajera.

Pero que sea una fase normal de su desarrollo no significa que debamos dejar que lo haga. Al contrario, aunque nuestro niño nos parezca muy pequeño “no se da cuenta, pobre, es tan pequeño”, solemos pensar…No nos equivoquemos ya que desde que pasa a formar parte de nuestra vida estamos enseñando a nuestro hijo actitudes, ideas, creencias y formas de comportarse, tanto con nuestro ejemplo como con lo que les decimos.

¿Y qué pasa si con esta tierna edad dejamos pasar la oportunidad de enseñarle que no se pega? Que se nos pasó el momento perfecto para enseñárselo  y él aprendió que pegar funciona.  Y seguramente con 5 años nos será más difícil y nos costará más esfuerzo enseñarle que no vale.

Así que aprovechemos este momento para decirle con claridad y cariño lo que para nosotros está bien y lo que no, para ponerle límites.

CÓMO ENSEÑAR A TU HIJO PEQUEÑO A NO PEGAR

La mejor manera de ayudar a tu hijo de 2, 3, 4, 5 años a no pegar es decirle siempre que eso no te gusta, aclarar que ese comportamiento no lo aceptamos. Hacerlo siempre, con cariño pero con firmeza, todos los adultos de la casa.

Si te ha pegado o mordido puedes decirle: así no, eso no me gusta, no quiero que me pegues, me has hecho daño, no se hace, yo no te pego tampoco, así no tratamos a los que queremos, si quieres algo pídelo.

No importa que aún no domine el lenguaje, él o ella entienden lo que les decimos. Así que díselo las veces que pegue o muerda o empuje… ya estés delante o te lo cuenten.

Si ya sabe expresarse, indaga por qué lo ha hecho, trata que ponga nombre a su sentimiento. “Igual estás enfadado por algo ¿Me lo quieres contar? Parece que te has  enfadado porque no te he hecho caso a la primera”. Esto le ayuda a reconocer sus sentimientos.

Y después le enseñas el comportamiento alternativo a la agresión, el que sí sirve, lo que sí te gusta. Le cuentas cómo actuar de otra forma según la situación para que vaya aprendiendo que de forma agresiva no va a conseguir lo que quiere pero hay otras formas que sí funcionan.

Cómo responder ante conductas agresivas:

Veamos algunos ejemplos:

 Tu hijo de tres años te da un mordisco

Respuestas posibles:

  • “No, no me gusta que me des un mordisco. Me has hecho daño y ahora me duele. Dime perdona, dame un beso para que se me pase, que no me gusta que pegues“.
  • “El tambor es un instrumento de música y no una pelota. Si quieres jugar a lanzar cogemos una pelota y jugamos juntos”.

Tu hijo de 5  años pega en el cole

  • La profe me ha dicho que hoy has pegado a Sonia… ¿Qué ha pasado?

Entonces escuchamos atentamente su respuesta, intentamos que exprese lo que lleve dentro y luego añadimos nuestra coletilla:

  • “A mí no me gusta que pegues…Y seguro que Sonia se ha quedado triste ¿Cómo podías haber hecho para conseguir lo que querías?

Ya, suena demasiado perfecto, demasiado en plan psicólogo.

Tómalo como un punto de partida para adaptarlo después a tu manera de hablar.

MANEJAR LA AGRESIVIDAD INFANTIL CON LÍMITES Y AMOR

Como decía al principio del artículo, debemos actuar en el momento que suceden las cosas. Ellos necesitan saber qué se puede y qué no se puede hacer.

Es necesario poner límites a los niños desde que son pequeños para que los conozcan e integren en su vida.

Ya sabes, hay que ponerse el chip de escucharle, expresar lo que no nos gusta y después explicarle la conducta alternativa que sí que funciona.

Pero ¿Y si no es un problema de límites? ¿Qué pasa si pega después de los 6 años o por otras razones?

Detrás de un niño violento puede haber un niño que sufre.

Fíjate en los siguientes aspectos para entenderle y poder actuar de otra manera.

¿Cómo es la autoestima de un niño que pega?

Debajo de esa aparente seguridad que proporciona la fuerza, un niño agresivo a menudo no se siente tan importante como parece.

Dedica un rato a jugar con él esta semana, dile lo que te gusta de él sin que haga falta una excusa, valora lo que hace bien…A ver qué pasa.

¿Sus habilidades sociales?

A veces los niños agresivos no saben interpretar las señales de los demás ni del entorno social y creen que es gracioso pegar porque el otro se ríe hasta que de pronto llora.

Les falta desarrollar sus habilidades sociales.

Cuando te cuente lo que le ha pasado trata siempre de que se ponga en el lugar del otro y pide que piense otras formas de conseguir lo que quiere.

¿Y el autocontrol del niño agresivo?

A menudo se han acostumbrado a resolver todo de forma agresiva. No creen en el poder de las palabras para conseguir lo que quieren.

Hazle ver de lo que hablas, practica con él en frío y pídele que sea él quien te convenza a ti sin usar la fuerza.

 ¿Le cuesta expresar sus sentimientos?

Practica un poco de educación emocional en casa: Pon nombre a sus sentimientos, lee con él libros de emociones como excusa para hablar, enséñale a expresarlas, di tú cómo te sientes.

Porque todas las emociones son válidas, lo que hay que controlar es cómo la manifestamos.

Siembra para que las cosas cambien. Si la situación te sobrepasa, déjate ayudar y acude a un experto.

Qué hacer si tu hijo pega

Artículos recomendados

How to Manage Aggressive Child Behavior

Con recomendaciones para distintas edades. Interesante para lidiar con  adolescentes agresivos.

10 Consejos para frenar la agresividad infantil

Helping children with aggression

Imágenes: cortesía de Pixabay

Begoña de Torres-Peralta
Sígueme

Begoña de Torres-Peralta

Psicóloga at La Consulta de Bego
Psicóloga en Madrid con más de 15 años de experiencia. Me gusta trabajar con niños, adolescentes y adultos; ofrecer herramientas para cambiar situaciones y resolver problemas. Hablo español y alemán.
Begoña de Torres-Peralta
Sígueme


Ponte en contacto conmigo y te ayudaré a recuperar tu salud emocional.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies